Janosch y sus creaciones en su aniversario

spanisch Ampliar imagen (© Janosch) El tigre-pato es esa simpática figurita de madera con un hilo para jalar, que invariablemente acompaña al Tigre por doquier, y que además aunque es –al parecer- una simple figurilla de madera encanta a los niños -primordialmente en Alemania, pero también en España y algunos países de Latinoamérica como Argentina. Conoce más sobre su historia y la de su creador Horst Eckert, mejor conocido por su seudónimo: Janosch, quien naciera un 11 de marzo de 1931.

¿Como nace el tigre-pato?

Por fin Janosch nos cuenta la verdadera historia de como nació el tigre-pato: “una vez fuí al parque zoológico de Munich a pintar elefantes, y bien, junto a los elefantes se encontraba un tigre-pato y éste se encontraba pintando al elefante que estaba parado al lado y de pronto el tigre-pato apareció inserto en mi hoja, en mi dibujo. Y así automáticamente sin que sea mi culpa aparece el tigre-pato en mis dibujos, seguramente es una fuerza de ultratumba que juega con la mano al dibujar. Una fuerza de ultratumba que no podemos controlar, porque algo asi es bien conocido , ¿no?”

No debería sorprendernos el humor y la ironía con la que Janosch cuenta esta historia, será quizá que ni siquiera él mismo recuerda como surgió esta figurita por primera vez en sus dibujos. O que en realidad hay sucedido como lo cuenta, ¿por qué no?

Los amigos del tigre-pato

Además del Tigre está la rana Günter Kastenfrosch, un amigo gordo del tigre-pato. Günter adora al tigre-pato. En el libro Yo amo al tigre-pato, Günter describe su amor así: l no puede pero nada, es de madera, no puede cantar, no puede brincar y tampoco es rico. ¿Que encuentras entonces en este pato?Yo les digo: yo lo quiero, no concen eso? ¿Cuando alguien te toca al corazón? Un rayo te golpea y todo es centellas y brillo en el alma como la decoración de una arbol navideño"...

Janosch el niño y el adulto

Janosch es el creador del tigre-pato. Su nombre verdadero es Horst Eckert y fue su gran amigo y editor Georg Lenz quien le aconsejara usar el seudónimo de Janosch. Y fue él también quien publicaría sus tres primeros libros para niños: Valek, El violín mágico de Yosa y Valek y Jarosch.

Con una infancia corta, Janosch empezó a trabajar a los trece años en una herrería y cerrajería. Como desde un principio él sabía que quería ser pintor, rapidamente se despidio de ese trabajo que ponían en riesgo sus manos. En 1953 con escasos 22 años ingresó a la  Academia de Arte de Múnich, la cual abandonó a los pocos meses. Aunque es difícil de creer su infancia fue una infancia dura. Con un padre alcohólico y una vida en una ciudad gris y cenicienta, en donde la miseria era notable, Janosch se crió en casa de sus abuelos ya que sus padres no podían pagar una vivienda propia. En aquél entonces su ciudad natal se llamaba Hindenburg y pertenecía a la Alta Silesia, Alemania. En la actualidad la ciudad se llama Zaborne y pertenece a Polonia.

Janosch y algunas de sus publicaciones

Yosa fue una de las primeras publicaciones de Janosch. La primera edición fue una publicación en blanco y negro, la editorial en la cual fue publicada quebró y fue así como con una segunda oportunidad le abre camino a Janosch y una nueva editorial lanza una nueva edición de Yosa pero esta vez a todo color, obteniendo así un mayor éxito.

En los años sesenta en España aparecen sus primeros libros traducidos al español. Entre otros, Reineke el zorro, El tío Popoff, El hombrecillo de la manzana. En 1972 Janosch recibe una buena propuesta y es la de Beltz & Gelberg, una de las editoriales más importantes para niños. La propuesta es que Janosch deberá “recontar” los cuentos de los hermanos Grimm. Janosch aprovechó para desbordar su creatividad y así contar a su manera los 50 cuentos editados en 1852. Entre otros, reaparecieron el cuento de la “Caperucita eléctrica” éste fue uno de los cuentos que Janosch transformó. Ana Garralón, especialista española en libros para niños, comenta en uno de sus artículos sobre Janosch que este cuento es una parodia de las muñecas de jugete y que además es una crítica a la sociedad contemporánea.

¡Qué bonito es Panamá!

En 1978 Janosch conoce el verdadero éxito. Con su publicación del libro ¡Qué bonito es Panamá! da el gran brinco a la fama. Un libro que resalta lo que la verdadera amistad significa, un libro que muestra lo maravilloso que puede ser la relación entre dos verdaderos amigos y las diferentes formas de querer a alguien. El tigre y el oso, dos amigos que hacen un viaje hasta Panamá. Poco después publica Vamos a buscar un tesoro y Correo para el tigre, publicaciones que sin duda dejan claro su éxito como ilustrador y escritor de cuentos para niños. Ampliar imagen Ana Garralón, describe estos libros de la siguiente manera: “Son libros idílicos, con ilustraciones llenas de emotividad, que encierran una encantadora ironía y una contenida crítica hacia la civilización. Los animales antropomorfizados –el oso, el pequeño tigre, el ratón de calcetines rojos y el conejo– representan la amistad y el afecto en estado puro, en un mundo que nos remite a otro siglo, el de la naturaleza idealizada y pintoresca, proveedora de todo lo que se pueda necesitar para sobrevivir.

Ya para 1979 Janosch habría publicado más de 100 libros para niños. Entre los premios que se le han otorgado están el Premio de la Literatura de la Ciudad de Múnich en 1975 y en 1979 el Premio Alemán de Literatura para Jóvenes. A pesar de que Janosch se considera un pintor que llegó a la ilustración de cuentos para niños por casualidad, es hoy por hoy uno de los personajes más famosos en Alemania entre los  niños y adultos. Hoy en día el mundo de la mercadotecia vende la figuras en madera del tigre-pato y también grabada en tarjetas, rompecabezas, ropa, mochilas y muchos artículos más que se venden como pan caliente. En 1980 Janosch sale de Alemania para mudarse a Tenerife y en la actualidad, con 77 años de edad, disfruta de una vida tranquila.

 

Estas son algunas de las publicaciones de Janosch traducidas al español:

l        Yosa y el violín mágico. Barcelona. Lumen. 1964.

l        El violín mágico. Barcelona. Lumen, 1975.

l        El violín mágico de Yosa. Madrid. SM. 1985.

l        Reineke el zorro. Texto de Johann Wolfgang Goethe. Barcelona. Lumen. 1965.

l        El tío Popoff. Barcelona. Lumen. 1966.

l        El tío Popoff vuela a los árboles. Madrid. Espasa Calpe. 1985.

l        Dos gatos en América. Texto de Mischa Damjam. Barcelona. Lumen. 1971.

l        El cocodrilo feliz. Madrid. SM. 1985.

l        Vuela, pájaro, vuela. Madrid. SM. 1985.

l        Janosch cuenta los cuentos de Grimm. Madrid. Anaya. 1986.

l        ¡Trácate! Eres un oso. Buenos Aires. Hyspamérica. 1986.

l        ¡Qué bonito es Panamá! Madrid. Alfaguara. 1984.

l        Vamos a buscar un tesoro. La historia del pequeño osito. Madrid. Alfaguara 1985.

l        Correo para el tigre. Madrid. Alfaguara. 1985.

l        Yo te curaré, dijo el pequeño oso. Madrid. Alfaguara. 1985.

l        Feliz cumpleaños, pequeño tigre. Madrid. Gaviota. 1993.

l        Mami: ¿quién hace a los niños?Barcelona. Herder 1993.

 

Aqui te dejamos el enlace a la página ofuicial de Janosch (en alemán)

www.janosch.de

 

Denisse Beltrán, en exclusiva para CAI, -reposición- 2016.

Tiempo y hora en Alemania

Berlin:
08:19:27
Servicio metereológico alemán