La visión del mundo de Behaim

spanisch Ampliar imagen (© dpa) La “manzana de la Tierra”, de Martin Behaim, representó un enorme progreso para la cartografía. Ulrich Großmann, director general del Museo Nacional Germánico, en Núremberg, habla sobre el globo terráqueo más antiguo aún conservado.

Es la más antigua representación de la Tierra en forma de esfera aún conservada: la “manzana de la Tierra” de Martin Behaim, hecha entre 1492 y 1494. Con más o menos detalles pueden verse Europa, África y Asia con el grupo de islas japonesas. América, recientemente “descubierta” por Colón, en 1492, falta aún.

Martin Behaim (1459 a 1507) pertenecía a una familia patricia de Núremberg. Aún joven abandonó su ciudad natal y, luego de hacer una carrera mercantil como vendedor de paños, eligió la inestable vida de marino y aventurero. No se conocen todos los detalles, pero se sabe que en los años 1480 vivió en Portugal y participó en viajes de exploración a lo largo de la costa de África. Los conocimientos que adquirió en esos tiempos los aplicó en la elaboración de los mapas para el globo terrestre: la costa occidental africana se ve en forma particularmente detallada. spanisch Ampliar imagen (© dpa) Behaim volvió en 1492 por poco tiempo a Núremberg, donde encargó la elaboración del globo. Los trabajos los pagó la ciudad de Núremberg, que fue al principio también su propietaria. El globo se expuso por primera vez en la Cancillería del Concejo, centro de administración de la ciudad.

Junto con Behaim participaron en la elaboración del globo numerosas otras personas: un fundidor de campanas hizo los moldes para el globo, el mecánico fino Ruprecht Kolberger le dio forma; el ilustrador de libros Georg Glockendon el Viejo, el pintor Maler Hans Storch y el escriba Petrus Gagenhart elaboraron las miniaturas y los textos; un carpintero construyó el pie de la esfera, hoy perdido, y un cerrajero construyó el aro de acero para el mecanismo de giro.

¿Qué motivó a Behaim a encargar la elaboración del globo y por qué la financió la ciudad de Núremberg? Sobre ello pueden hacerse hoy solo suposiciones. Es muy posible que el objetivo fuera convencer a personas adineradas de que financiaran expediciones económicas.

En el globo no solo se señalan ciudades, ríos, datos de pueblos extraños, animales exóticos, seres de fábula e incluso las Siete Maravillas del Mundo, sino también dónde había materias primas y productos interesantes. En un largo texto se calculan incluso las ganancias que podían obtenerse a través de la importación directa de especias de la India.

En aquellos tiempos existía un gran interés en hallar una ruta marítima hacia la India. Ese objetivo tenían las expediciones de los portugueses a lo largo de las costas de África Occidental, en las que participó Behaim. Otra ruta se creía posible navegando hacia occidente, ya que debido a que la circunferencia de la Tierra se estimaba bastante menor de lo que en realidad es, India parecía estar seductoramente cercana. spanisch Ampliar imagen (© dpa) En ese error, muy común por entonces, incurrió también Cristóbal Colón al calcular la ruta a “Asia” y desembarcar en las Bahamas. Las nuevas tierras faltan en el globo de Behaim, por lo que al terminar de construirse ya había quedado anticuado. Justamente ello es lo que lo hace hoy tan atractivo. La famosa “manzana de la Tierra” no solo es una obra pionera de la cartografía y la construcción de instrumentos científicos, sino también un testimonio de cuán rápidamente se transformó la imagen del mundo en la transición de la Edad Media a la Edad Moderna.

Por ello, el globo de Behaim está considerado uno de los más importantes testimonios culturales de la historia de la geografía. En el marco de un proyecto de investigación conjunto de la Universidad de Erlangen y el Instituto Max Planck de Historia de la Ciencia, con sede en Berlín, el globo es actualmente digitalizado y reeditado, y estará próximamente accesible para todos en Internet en forma de animación virtual en tres dimensiones.

 

Enlace:

www.gnm.de

 

El Prof. Dr. G. Ulrich Großmann es director general del Museo Nacional Germánico, en Núremberg.

 

Cortesía de “Magazine-Deutschland”, enero de 2013.

Tiempo y hora en Alemania

Berlin:
23:03:19 7 °C
Servicio metereológico alemán