Aprendamos de Dresde

CAI (g) - La noche del 13 de febrero de 1945 la ciudad alemana de Dresde sufrió uno de los bombardeos más cruentos de la historia mundial (el ataque se prolongaría hasta dos días después, cuatro riadas de destrucción), de parte de las fuerzas aliadas que combatían en ese momento contra el régimen nazi.

Según datos actualizados, por lo menos 22,700 personas murieron -¿cuántos inocentes entre los escombros?- y la ciudad quedó totalmente destrozada. Ayer 13 de febrero de 2017, los ciudadanos de Dresde recordaron esa fecha atroz y tomados de las manos. spanisch Ampliar imagen (© dpa)

La fecha histórica ha solido ser instrumentalizada en distintas épocas por la ultraderecha alemana para reivindicar sus consignas xenófobas. Ya un año después de la destrucción masiva de la capital de Sajonia, la fecha comenzó a guardarse en la memoria con el gesto de tañer todas las campanas de las iglesias -que aún seguían en pie en Dresde- al unísono.

Así pasó el tiempo y la memoria y el extremismo de derecha renació de sus cenizas –en realidad nunca se desvaneció del todo-, con lo que a finales de los años noventa ultraderechistas comenzaron a celebrar ese mismo día una marcha en la que reivindicaban que el Holocausto no había tenido lugar y achacaban al extranjero la razón de todos los males, pasados y recientes. De unos cuantos nazis en 1998 llegaron a reunirse hasta 6,500 ya entrado el siglo 21.

Los ciudadanos de Dresden opusieron resistencia a los fanáticos hasta que en 2011 la “Alianza Dresde libre de nazis” organizó una sentada para bloquear la marcha neonazi del momento, que desgraciadamente fue intensamente reprimida y por ello causó una polémica que aún se dirime en los tribunales y en la arena pública. spanisch Ampliar imagen (© dpa)

En 2012 las campanas de Dresde volvieron a tañer en memoria de todos los muertos, mientras que cerca de 13mil personas se tomaban de las manos y rodeaban todo el casco histórico de la ciudad –cuyo epicentro es la Iglesia de Nuestra Señora- para demostrarle a los xenófobos su silencioso y pacífico rechazo.

La iniciativa “Cadena Humana” se ha venido tejiendo desde entonces y no ha faltado a su cita este 2017. Al inicio de la manifestación el alcalde de la ciudad de Dresde ha apelado a todos los participantes a "tender un puente hacia el presente", en solidaridad con los conflictos actuales y el sufrimiento que generan en este mundo globalizado. 

El alcalde, Dirk Hilbert, también se manifestó en contra de aquellos que buscan "acaparar la ciudad para sí mismos", en alusión a los grupos neonazis y simpatizantes de Pegida, quienes en estas fechas buscan instrumentalizar la conmemoración sólo para sus fines. El alcalde Hilbert dejó una ofrenda florarl ante el monumento donde ocurrió la muerte de 7mil personas víctimas de los bombardeos. 

 

CAI (gordillo), a 14 de febrero de 2017.

Aprendamos de Dresde

spanisch

Tiempo y hora en Alemania

Berlin:
00:44:32 11 °C
Servicio metereológico alemán