El poder de la música: cruzando océanos y tejiendo historias con la cumbiamba

spanisch Ampliar imagen (© Transatlantic Club Orchestra. Foto de su perfil de Facebook con Celso Pina) Victoria Cruz - A partir de hace uno o dos años aproximádamente, el gusto por un género musical particular ha ido creciendo en Europa y en Alemania: la cumbia. Esta música originaria de Colombia, ha ido ganando cada vez mayor popularidad en territorio alemán, debido también en gran parte, a un constante interés en Latinoamérica por parte de los alemanes.

Así como hay muchas historias de latinoamericanos en Alemania, esta vez se trata de la historia de un alemán que ha encontrado en la cumbia una forma de romper las barreras territoriales; mostrando una vez que la música cruza fronteras y une corazones.

Rupen Gehrke, fundandor del concepto Rupidoo Global Music Club (y antes fundador y miembro del concepto Jalla Party, que abarcaba World Music y en específico música de los Balcanes) se concentra en el ritmo latinoamericano para poner a bailar tanto a alemanes como latinos en Múnich y otras partes de Alemania.

Como buen DJ, su bagaje musical es amplio. Comenta que conoce la cumbia desde hace ya varios años y ahora ha decidido enfocarse más en este ritmo, siguiendo las tendencias que están de moda ahora en Europa. Actualmente hay un grupo de DJs que hacen fiestas de cumbia en Francia, España, Holanda y claro, Alemania.

Él comenta que decide incluir en su repertorio musical a la cumbia, no sólo porque el número de latinoamericanos ha aumentado en Europa, sino porque su ritmo contagioso lo ha llevado a incluso crear su propia banda que mezcla los sonidos de la cumbia con los sintetizadores.  

TACO (Transatlantic Club Orchestra) es su proyecto paralelo, conformado por él, Sebastián Campos, Roland Peil, Juta en la tuba y Lulu en el violín. Desde hace aproximadamente poco más de un año, Rupen ha comenzado con la serie de eventos llamados “Cumbia Infernal”, donde el foco de atención es hacer fiestas con música de cumbia en todas sus modalidades. Así conoció el otro proyecto de Sebastián (Banda Senderos), un chileno-alemán que vive en Essen y también mezcla la cumbia con otros ritmos. spanisch Ampliar imagen (© Transatlantic Club Orchestra. Imagen de su perfil en facebook) Rupen lo contactó y así surgió el proyecto Transatlantic Club Orchestra: una música que viene del otro del mar para llegar a las pistas de baile en Alemania. Así fue como en diciembre del año pasado, gracias a una invitación del Goethe-Institut en el marco del año dual entre México y Alemania, los TACOs volaron y visitaron la Ciudad de México por primera vez (y Rupen por segunda ocasión). Tuvieron el gusto de tocar junto al Nortec Collective y sorprender así a los citadinos.

En entrevista Rupen comenta que la gente estaba positivamente sorprendida: “¡un DJ alemán, un chileno-alemán y otro músico alemán tocando los tambores, poniendo música de cumbia en la Ciudad de México!, esa es la maravilla de la música, cruza fronteras.”

Rupen y la banda TACO también tuvieron ahora la oportunidad de abrir el concierto de un gigante de la cumbia: Celso Piña. El pasado 19 de julio del año en curso, los TACOs deleitaron al público con su ritmo. Se han ganado un lugar en la escena musical de Múnich y en el corazón de los latinos que viven acá.

Ese es el gusto que podemos tener los que cruzamos el charco y nos instalamos de este lado. Tener proyectos que nos traigan un pedacito de casa y del ambiente latino. Si bien la salsa ya es muy conocida en Europa, la cumbia tiene poco que está conquistando el continente Europeo, pero viene con fuerza para todos los amantes de las gaitas, acordeón y tambores. La oferta de la cumbia es grande: se habla de cumbia mexicana, argentina, peruana, venezolana, electrocumbia, cumbia sonidera, en fin. Por música no paramos.

Y gracias a Rupen y su “Cumbia Infernal”, Múnich pule la pista de baile casi cada mes. Él comenta que como DJ y músico, no hay nada que lo haga más feliz que ver a la gente disfrutar y bailar, pues al final de la noche eso es lo que cuenta. A veces nos da un gustito a los mexicanos y nos pone el “Cielito Lindo” para cantar.

Los amores con la música son eternos, infinitos y sin barreras. Ahora es el momento de la cumbia, ha cruzado las fronteras y a mí me ha dado el placer de poder conocer a Rupen. Alemanes, latinos o cualquier nacionalidad, el que siente la música, baila al son que le toquen. 

Si están interesados en conocer más sobre Rupen y sus proyectos, pueden visitar el siguiente enlace: http://www.rupen.de/

Y no duden en revisar el calendario por si andan en Múnich, quizá les toque una buena cumbia.

 

© Victoria Cruz, en exclusiva para CAI, agosto 2017.

Tiempo y hora en Alemania

Berlin:
16:57:10 11 °C
Servicio metereológico alemán