Cultural Clash Nomade: arte en casa rodante

spanisch Ampliar imagen (© facebook/Cultural Clash Nomade) Una utopía: el movimiento permanente, un Proyecto de exposicion Nomade. Estudiantes de la Geneve University of Arts and Design(Haute Ècole d´Art et de Design de Ginebra y de la Academia de Artes Visuales de Leipzig (Hochschule für Grafik und Buchkunst Leipzig) trabajan en torno a una revolución: Cruzar las murallas del museo, exponer y discutir a la intemperie. ¿Los temas? Aquellos rasgos de la vida en Europa que se vuelven más notorios después de la crisis económica: desempleo, marginación, fronteras entre vida privada y vida pública, la especulación, etc. El proyecto integra a jóvenes estudiantes de Bachelor y Master en arte que, en diálogo con instituciones y organizaciones civiles, desarrollan un espacio móvil de intercambio entre arte y esfera pública.

 

CAI: Ingrid Wildi Merinoy Alba D'Urbano, ustedes dirigen un proyecto que gira en torno a un concepto de cierta complejidad, a saber: el “choque de culturas” y el “nomadismo”. ¿Podrían tratar de explicarnos de qué se trata este proyecto y de qué se tratan estos conceptos?.

Ingrid Wildi Merino: Bueno, primero que nada, no es nomadismo, sino “Nómade”.

 

CAI: ¿Y de qué se trata esto, lo “nómade”?

Alba D´Urbano: El concepto de la exposición móvil tiene dos partes. La primera está relacionada con ciertas teorías sociológicas que se ocupan de entender el choque de culturas, en específico en los países occidentales o los países más ricos del mundo, que es hacia donde se produce más inmigración. Tiene que ver con el colonialismo, ya que en su mayor parte los inmigrantes provienen de países con un trasfondo colonial. Es así que las personas que vienen de una cultura que alguna vez fue colonizada a menudo llegan a los países que antes han sido los que han colonizado a sus regiones de origen. La primera parte del concepto, en realidad, se relaciona con un colisionar de culturas diferentes. Pero eso no es todo: la segunda se ocupa de abordar esta idea de lo nómade. Esto se traduce en la producción de una exposición que  ciertamente migra, alojándose en un lugar distinto cada dos días, generando diálogos con cada una de sus sedes. Este nombre “nómade” produce, performativamente, el marco que necesitamos para una reflexión y una discusión en torno al nomadismo, a la práctica migratoria como tal.

 

CAI:¿Y por qué lugares de Europa se mueve esta exposición?

AD: Bueno, empezamos por Leipzig, ya que aquí se encuentra la Hochschule für Grafik und Buchkunst (HGB) Leipzig en colaboracion con la Haute Ècole d´Art et de Design de Ginebra porque las y los artistas son estudiantes en estas ciudades, donde nosotras – Ingrid y yo – trabajamos como profesoras. Y el recorrido que planteamos va por nueve ciudades: Leipzig, Nordhausen, Fráncfort del Meno, Ludwigshafen, Estrasburgo y Ginebra. Pasa por Nordhausen, que es una ciudad en el Este de Alemania, en cuyas cercanías hay mucha gente de extrema derecha. Y en las ciudades y localidades cercanas está muy presente la problemática del nazismo, el racismo y la discriminación, etc. Nos vamos después a Fráncfort del Meno, donde nos encontraremos en la “Offenes Haus der Kulturen” (“Casa Abierta de las culturas”). En la misma ciudad se encuentra el aeropuerto más importante del país, desde donde se realiza un significativo número de deportaciones, si comparamos con otros aeropuertos del resto de Alemania. Ahí estaremos en lugares de alojamiento y acogida para gente que será deportada. Luego, en Ludwigshafen estaremos también presentes. En esta ciudad hay un porcentaje de población con trasfondo migratorio que va del 70 al 80% y ahí abordamos más el tema de la inclusión y de la integración. En Estrasburgo se encuentra el Parlamento Europeo...

IWM: Donde también hay muchísima migración...

AD: Sí.

IWM: El tema ahí es el de las fronteras, en Estrasburgo. Y trabajaremos ahí con un grupo de espacios alternativos de arte, como La Semencerie y el Hall des Chars. El primero es un espacio fundado y gestionado autónomamente por artistas de diferentes regiones y países. Ginebra es el lugar internacional donde todas las organizaciones internacionales, como las Naciones Unidas, toman las decisiones que influyen en las vidas de todos nosotros, donde se encuentran las representaciones de todos los países – incluido Alemania. Todo este proyecto de viajar con diferentes buses y carpas por diferentes lugares en Suiza, Alemania y Francia tuvo origen en que, como ambas enseñamos en Ginebra y Leipzig, tratamos de surcar un recorrido: Alba y yo buscamos los contactos con diferentes organizaciones civiles en cada lugar.

 

CAI: Se trata de una compleja constelación de conflictos y tensiones. ¿Cómo fueron tematizados estos por los artistas? Lo pregunto porque ustedes señalan que se trata de plasmar la “localizar la movilidad de lo subjetivo del símbolo en un mapa global”. spanisch Ampliar imagen (© facebook/Cultural Clash Nomade) IWM: Bueno, nos basamos de la realidad. Hoy en día, en Europa, hay estudiantes de muchos continentes. Y en nuestros talleres participan estudiantes de diferentes lugares, de diferentes nacionalidades, como es el caso en este proyecto. Y por supuesto que cuando hablamos de identidad cultural tenemos que hablar también de dónde vienen ellos. ¿Cómo construyen ellos su lenguaje estético en sus trabajos? Debido a esto es que tiene sentido el abordar esta temática desde las diferentes proveniencias. Y además, motivo suficiente para ello es que se trata de problemáticas tanto históricas como contemporáneas que implican una mirada critica sobre la globalización. La migración es el resultado de la globalización. Cada vez hay más gente buscando un lugar donde continuar con sus vidas, trabajar, estudiar.

 

CAI: ¿Pero cómo se aproximaron los artistas a través de sus trabajos a estas problemáticas?

AD: De formas muy diferentes. Tenemos a 19 artistas. Para muchos de ellos la base es la propia biografía, sus propios lugares de vida, el cuestionarse y reflexionar en torno a la propia cultura. Se me vienen a la mente dos ejemplos: Hay un artista que es alemán, Felix Leffrank, que trabaja con el pasado racista de Alemania, sobre todo como este está alojado en las memorias de gente sencilla y de la pequeña burguesía. Él entrevistó a su abuela en la localidad en la que ella vive. Se trata de una entrevista algo enérgica, en la que el artista se cuestiona en torno al pasado criminal de una familia común y corriente durante la 2a Guerra Mundial y en la que permanentemente puede escucharse en el testimonio de la mujer un dejo xenofóbico, como en frases como: 'nosotros no éramos los malos, sino ellos', etc. Otra artista: Stephanie Marek, cuyos padres provienen de Chequia. Ella trabaja con historias que le contaron sus padres. Ella asume el rol de un alter ego, Štěpánka Marková, una artista contemporánea checa, para hacer un retrato de sí misma. Cuenta que su padre le narra acerca del valor de las papas en su historia de vida. Dentro de su proyecto, hay una pieza de audio que se encuentra instalada en una carpa, en donde hay bolsas de papas. Dentro de la carpa se puede escuchar la historia que cuenta su padre.

IWM: El universo de temáticas del proyecto Cultural Clash Nomade es amplio. Y debe también ser así, porque las identidades culturales no pueden definirse sólo a través de lo subjetivo, sino que también a través de diferentes contextos, tanto sociales, históricos como también políticos. ¿Cómo se construye lo que podríamos llamar identidad cultural? En la forma de cómo tú lo ves, desde diferentes perspectivas. No sólo es la identidad en el sentido de nacionalidad o de cómo tú te presentas como ciudadano ante la sociedad. No se trata de pensar la identidad como un origen. Hay un artista suizo, Guillaume Mausset, que explora los diferentes rastros y tiendas de segunda mano recopilando discos viejos de música pasada de moda, que hacen parte de una memoria cultural. Él recupera y expone un archivo temporal de discos de vinilo como vehículos de memoria cultural, provenientes de diferentes lugares en todo el recorrido desde Leipzig hasta Ginebra que se reúnen en una nueva, la de la instalación. También está el caso de otro estudiante de Chile, Nicolás Rupcich, quien fabricó una serie de cámaras oscuras de metal. Estas cajas de metal, están selladas e instaladas en frente de espacios de mucho tránsito de turistas, produciendo la impresión de que se trata de pequeños monumentos. Dentro de las cajas, como en toda cámara estenopeica, se generan imágenes  a través de la luz, pero en este caso no hay una impresión en papel fotosensible, como en la fotografía convencional. Así, Rupcich hace una analogía de la memoria en su forma más tardía y reclusa, ya que las imágenes no pueden ser vistas. Es una memoria aislada en diferentes estaciones del espacio. Otra estudiante, de Ginebra, Séverin Guelpa, trabaja con muestras de tierra de diferentes lugares desde Leipzig hasta Ginebra,asignándole un valor monetario a cada muestra de acuerdo a cómo funciona en realidad el mercado. Las muestras  de diferentes tierras son vendidas en envases al vacío, etiquetados indicando su proveniencia, asignándoles un precio. Severin hace un performance en el que dialoga con el público y este puede comprar muestras de tierras.

 

CAI: ¿Fue difícil encontrar apoyo institucional para una exposición con ribetes críticos como esta?

AD: En realidad recibimos el apoyo de muchas organizaciones que compartían nuestros intereses y que eran interesantes para nosotros. Nuestro trabajo es un poco doble. Nosotros ofrecemos algo desde nosotros, pero también se nos ofrece algo. Como en este mismo momento: hay un paseo programado por Leipzig en el que el grupo Postkolonial AG pasa por diferentes lugares de Leipzig en los que existen huellas del colonialismo. Y esto lo hemos integrado al programa de nuestra exposición, aunque ellos lo realicen de forma autónoma, e invitando a nuestros artistas a participar del paseo, así como también a nuestro público. Nosotros funcionamos así como un altoparlante, que  hace que la voz de ellas sea escuchada. También contamos con el apoyo de organizaciones de arte. Contamos con el apoyo de la Galería de Arte Contemporáneo de Leipzig (GfzK). Se trata de cruzar un puente entre lo que es arte, lo social y el compromiso político. spanisch Ampliar imagen (© facebook/Cultural Clash Nomade) IWM: En Estrasburgo, en Francia, los lugares donde realizaremos Cultural Clash Nomade son espacios alternativos, son comunidades de talleres de artistas, donde se realizan actividades múltiples como conciertos, performances, lecturas, etc. También en Ginebra expondremos en Duplex que es una galería alternativa, donde mostraremos un resumen de todo el proyecto Cultural Clash Nomade, como exposicion con la ayuda de la HEAD de Ginebra, donde yo son profesora del Máster en Artes Visuales.

AD: Es una exposición nómade, trabajamos en espacios abiertos. Esto significa que, en lugar de trabajar en un galería convencional, trabajamos en espacios de arte pero sin un espacio como tal (risas).

IWM: Se trata de un proyecto que funciona fuera del espacio museal, en diálogo con los estudiantes. Nosotros estamos en un espacio de diálogo, en un camper, mostrando lo que hacemos, al mismo tiempo que estamos en galerías y espacios no convencionales. O sea, entablamos un diálogo con instituciones en la medida en que desarrollamos proyectos alternativos.

 

CAI: ¿Podrían imaginarse llevar a cabo un proyecto así en otras regiones del mundo, como en Europa Oriental o América Latina?

IWM: Es un poco complicado. Sobre todo porque se trata de un programa muy complejo y que depende mucho de la localidad y de la intervención en espacios públicos. Sería ambicioso y también fascinante realizarlo en África o en América del Sur, pero implicaría muchas dificultades. El interés de nosotros al generar este proyecto era el acercar a los estudiantes a conocer e intervenir con un nuevo punto de vista en los lugares en el centro de Europa con los que ya se encuentran más familiarizados. Aquí nosotros conocemos bien todo y tenemos el día a día como base de trabajo. Europa Central es además un espacio que nos interesa. Es el corazón de Europa: Francia, Suiza y Alemania. Y es desde aquí mismo donde nosotros intervenimos en este sistema. Ahí hay un triángulo interesante: Leipzig, Ginebra, Estrasburgo. Si tú lo ves en el mapa, es posible trazar un triángulo. Ese triángulo tiene implicaciones políticas y territoriales relacionadas con las Guerras Mundiales. Y es dentro de ese triángulo en el que vamos localizando huellas de su propia historia.

  

CAI: Muchas gracias por su tiempo, Ingrid Wildi Merino y Alba D'Urbano.

  Teobaldo Lagos Ampliar imagen Teobaldo Lagos (© Teobaldo Lagos) Teobaldo Lagos Preller, en exclusiva para CAI, septiembre de 2013.

Tiempo y hora en Alemania

Berlin:
07:35:57 7 °C
Servicio metereológico alemán