Crisis de los rohinyás: Alemania apoya a Bangladesh con 20 millones de euros

Ampliar imagen (AA) Una visita al campo de refugiados Kutupalong; el sobrevuelo en helicóptero dura cinco minutos y más de 800 mil rohinyás viven aquí en construcciones temporales: en su viaje a Bangladesh, el ministro de Asuntos Exteriores, Sigmar Gabriel, ha prometido otros 20 millones de euros para ayuda al campamento de refugiados en Kutupalong. "La comunidad internacional debe asegurarse de que las condiciones de abastecimiento sigan siendo lo suficientemente buenas", dijo Gabriel.

Es una de las crisis de refugiados que recientemente se ha colocado en el foco de la percepción pública. Desde finales de agosto, Bangladesh ha recibido a más de 600 mil refugiados rohinyás de la provincia de Rakhine en Myanmar, muchos de los cuales han sido alojados en Kutupalong.

Los rohinyás son una minoría musulmana. En Myanmar, predominantemente budista, no se les reconoce como ciudadanos, y siempre hay desalojos forzosos, por ello, muchos rohinyás buscan refugio en el vecino país de Bangladesh: ya antes del comienzo de la crisis actual había alrededor de 400 mil rohinyás.

Apoyo internacional

La disponibilidad para ayudar de Bangladesh es abrumadora, pero el país está llegando a sus límites. Bangladesh es el estado territorial más densamente poblado del mundo y aún sufre las consecuencias de las graves inundaciones. La situación de seguridad es tensa y además es uno de los países más pobres del mundo.

En una conferencia de donantes en Ginebra, la comunidad internacional proporcionó millones de euros ​​para enfrentar la crisis. Alemania también ha estado apoyando a los rohinyás desde hace algún tiempo y ahora ha reafirmado su apoyo con el país.

El viaje también sienta un precedente en relación con el apoyo internacional durante la crisis. El ministro Gabriel no viajó solo: estuvo acompañado por la alta representante de la Unión Europea para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, Federica Mogherini, la ministra sueca de Asuntos Exteriores, Margot Wallström, y el ministro de Asuntos Exteriores japonés, Taro Kono.

Diálogo político

El apoyo internacional es un primer paso de gran importancia. Al mismo tiempo, sin embargo, también se debe promover el diálogo a nivel político, dijo el ministro Gabriel. En conjunto con el gobierno de Myanmar, se debe hacer todo lo posible para dar a los rohinyás la oportunidad de regresar a su lugar de origen. Además, se deben discutir las condiciones bajo las cuales los rohinyás pueden vivir en Myanmar.

Desde Bangladesh, el ministro Gabriel viajará hacia Myanmar. En Naypyidaw, participa en la Reunión de Ministros de Asuntos Exteriores del ASEM.

Texto Original: Gobierno Federal

Tiempo y hora en Alemania

Berlin:
03:39:26 0 °C
Servicio metereológico alemán