La República de Berlín/"La diplomacia puede ser un juego donde todos ganen"

Zirahuén Villamar - ¿Un diplomático nace o se hace? Sin duda se requieren dotes específicas, pero también mucha formación. La Academia Diplomática de Alemania prepara a sus futuros representantes en el exterior y, desde 1992, capacita a diplomáticos de terceros países para mejorar la forma en que se conducen las relaciones internacionales. Un buen número de latinoamericanas y latinoamericanos son egresados de estos programas de formación y posterior trabajo en red.

25 años formando diplomáticos… no alemanes

La caída del Muro de Berlín a finales de 1989 y la reunificación de Alemania el 3 de octubre de 1990 tuvieron un enorme impacto para la política europea, que condujo a muchos procesos de reforma económica y política en todo el este de Europa. La apertura y democratización de esos países significó un cambio en los gobiernos y sus funcionarios. La diplomacia no fue una excepción, y desde Bonn –todavía sede de los Ministerios Federales alemanes, antes de su mudanza a Berlín alrededor del cambio de siglo– el Ministro Federal de Relaciones exteriores Hans-Dietrich Genscher identificó la necesidad de contribuir a formar una nueva generación de profesionales para los servicios exteriores de esos países.

Así surgió en 1992 el primer curso para los nuevos diplomáticos de países de Europa central y oriental ofrecido por la Academia Diplomática del Ministerio Federal de Relaciones Exteriores germano. 25 años después, el pasado 4 de mayo, en Berlín se celebró un cuarto de siglo de Formación de Diplomáticos Internacionales, el departamento dentro Ministerio encargado de gestionar 14 programas de capacitación que, hasta ahora, han cursado más de tres mil personas. spanisch Ampliar imagen (© AA) El embajador retirado Steffen Rudolph, quien organizó el primer curso en 1992, recordó que los programas para diplomáticos extranjeros tienen la misma calidad que los programas que ofrece el Ministerio a sus propios integrantes del servicio exterior alemán. Esto es así porque los cursos son conducidos por los mismos diplomáticos y expertos que enseñan a los alemanes en temas como política internacional, negociaciones internacionales y habilidades para comunicación política, entre otros. Al invitar a diplomáticos de todo el mundo a participar en sus cursos –explicó el embajador– el país muestra a los funcionarios extranjeros la evolución de la política exterior alemana, la forma en que ha cambiado radicalmente en el siglo XX; también, cómo Alemania lidia con su pasado y hoy es democrática, o cómo lidia con el populismo actual. Igualmente, el país muestra que Europa es una parte fundamental de su identidad política, y por eso subraya el papel que la integración en la Unión Europea juega para la sociedad y la economía germanas. Por último, los cursos que ofrece el Ministerio tratan sobre temas globales y no solo alemanes o europeos, pues están convencidos que los problemas actuales ya no son nacionales, pero hasta ahora las soluciones se siguen ofreciendo desde fronteras nacionales. El objetivo del Ministerio es generar redes entre servicios diplomáticos y sus funcionarios, para afrontar mejor los desafíos globales.

El director de la Academia Diplomática, Emb. Horst Freitag, señaló que las lecciones de algunas votaciones recientes en otras partes del mundo indican que el aislamiento no conviene a ningún país. La diplomacia tradicional, el trabajo de las cancillerías, tiene que demostrar que todavía puede diseñar escenarios de juego donde todos ganen. Una manera de hacerlo es propiciando intercambios a todos niveles, personales e institucionales. Y en ese esfuerzo, Alemania tiene ya 25 años formando diplomáticos de todo el mundo.

Los programas de formación pueden ser para diplomáticos destacados en Berlín, o para diplomáticos que se desplazan a la capital alemana para este propósito específico. En el caso de América Latina, el Ministerio ofrece desde 1999 un curso para las y los diplomáticos latinoamericanos que ya viven en Berlín trabajando en sus respectivas embajadas. Hay otros programas con enfoque no regional, en el también participan funcionarios residentes en Berlín, como el Programa para Diplomáticos Internacionales (es decir, de todos lados del mundo). En el caso de aquellos que viajan a Alemania, recientemente fue creado el programa Helmut Schmidt de Asuntos Globales, en honor del fallecido canciller Schmidt, dirigido a países del Grupo de los Veinte (G20), en el que participaron diplomáticos de Argentina, Brasil y México.  

Algunas cifras ilustran el compromiso alemán para la capacitación de expertos en relaciones entre países: más de 3000 egresados, provenientes de 184 países. De Iberoamérica –solo como ejemplo–:  17 de Argentina, 66 de Brasil, 14 de Chile, 17 de Colombia, 10 de Ecuador, 66 de México, 10 de Perú, 8 de Venezuela; 2 de España y 6 de Portugal.

Conferencia regional en América Latina

El eslogan de la sección de Formación de Diplomáticos Internacionales del Ministerio Federal de Relaciones Exteriores es «Diplomacy by Networking» (diplomacia por redes). Las semanas o meses que puede durar uno de los programas de formación de diplomáticos, la estancia en Berlín y las visitas alrededor de Alemania y Europa, no son el fin del proceso de aprendizaje y práctica de la diplomacia. Hacer redes y sostenerlas requiere de rencontrarse con aquellas y aquellos con quienes las y los diplomáticos cursaron, así como de conocer a más exalumnas y exalumnos para compartir recuerdos, pero sobre todo para saber que pueden contar con su experiencia como funcionarios para resolver dudas del día a día de las cancillerías, o para generar espacios de franqueza que son cruciales en circunstancias internacionales complejas y severas como crisis de paz y seguridad. spanisch Ampliar imagen (© AA) El Ministerio de Relaciones Exteriores alemán organiza sistemáticamente conferencias regionales para reunir a sus exalumnos originarios de países de esas zonas del mundo, así como aquellos diplomáticos que estén en ese momento trabajando en embajadas, consulados y organizaciones internacionales en esas regiones. Apenas en febrero de 2016 hubo la reunión de exalumnos en Centro y Sureste de Asia en Yakarta, Indonesia, con el título «Acercamientos desde la Diplomacia a los Nuevos Desafíos Regionales – El caso asiático»; en noviembre hubo una reunión en Kiev, Ucrania, para los exalumnos ucranianos (ese el país con mayor número de egresados, 173) con el tema descentralización, anticorrupción y buen gobierno. En febrero de 2017 se realizó en Marruecos la reunión regional de Medio Oriente y norte de África.  

Los días 23 al 26 de marzo de 2017 en la Ciudad de México tuvo lugar la segunda conferencia regional en América (la primera fue 7 al 10 de junio de 2014 en Rio de Janeiro). El tema central fue «Corrupción y Migración en América Latina. Cómo la gobernanza global puede ayudar a encontrar soluciones». En la conferencia participaron 20 mexicanos exalumnos de la Academia Diplomática de Alemania, y otros 20 diplomáticos de países tan distintos como Afganistán, Bosnia y Herzegovina, Camerún, China, Egipto, Hungría, Kenia, Kosovo, Lituania y Túnez, quienes viven en ciudades del continente americano trabajando en consulados, embajadas o representaciones ante organizaciones internacionales de sus respectivos países. También, claro, participaron diplomáticos latinoamericanos provenientes de Brasil, Ecuador, Guatemala, Panamá y República Dominicana.

A estos 40 diplomáticos se sumaron cinco jóvenes alemanes que hacen trabajo voluntario en México dentro del programa Kulturweit. Esta es una iniciativa del gobierno alemán involucrar a sus jóvenes en las labores de la política exterior de su país en el campo de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO). El programa es financiado por el Ministerio Federal de Relaciones Exteriores de Alemania.

Los 45 participantes escucharon presentaciones de expertos académicos de América y Alemania que expusieron sobre los temas migración y corrupción, y las particularidades que estos fenómenos tienen en ambos lados del océano Atlántico. Pero más que clases magistrales, el objetivo de las presentaciones es abrir un debate entre los diplomáticos para compartir las prácticas de sus países y tratar de encontrar soluciones a esos desafíos a partir de la cooperación internacional. En particular sobre el tema corrupción, se realizaron talleres para conversar con organizaciones de la sociedad civil –unas mexicanas, otras internacionales– que compartieron su perspectiva, lo que subraya la necesidad de sumar los esfuerzos de instituciones gubernamentales y de la sociedad para poder enfrentar este agudo problema. Sin esa colaboración a nivel nacional, y también entre naciones, es aún más difícil combatir el fenómeno de la corrupción.

El programa de la conferencia contó también con presentaciones –y posterior discusión entre ponentes y exalumnos– sobre dos emas específicos de las relaciones internacionales en este año 2017. Por un lado, un vistazo al G20 que actualmente preside Alemania –en 2018 Argentina lo presidirá, y México lo hizo en 2012. Por el otro lado, una plática sobre la política exterior de Estados Unidos de América en la actual administración.

Dos días de intensos intercambios se coronaron con una visita a la zona arqueológica de Teotihuacán, cincuenta kilómetros al norte de la Ciudad de México, donde un año antes también estuvo el Ministro de Exteriores alemán –y hoy Presidente Federal– Frank-Walter Steinmeier. 

Nuevas fórmulas de diplomacia

Las relaciones internacionales de hoy en día no son las mismas de hace 25 años, cuando el gobierno alemán comenzó su formación para diplomáticos extranjeros; y mucho menos se parecen a las relaciones de hace cincuenta años. La globalización, entre muchos otros efectos positivos y negativos, se ha acompañado con un aumento de los intercambios de actores no gubernamentales interesados en incidir en las relaciones entre estados. Esta demanda por apertura e inclusión de la política exterior, para que sea no solo un tema de cancillerías y sus diplomáticos, sino también de actores privados e individuos se percibe en Alemania como positiva, pues fortalece la democracia. spanisch Ampliar imagen (© AA) Desde esa posición, la Academia Diplomática alemana inauguró en 2007 su primer programa de formación abierto no solo a diplomáticos, porque incluye a jóvenes profesionales de centros de investigación y sociedad civil, provenientes de países emergentes: Brasil, China, India, Indonesia, México y Sudáfrica. Este programa se llama International Futures, y cuenta con la colaboración del Consejo Alemán de Relaciones Exteriores (DGAP), el Instituto Alemán para el Desarrollo (DIE) y el Ministerio Federal de Cooperación Económica y Desarrollo (BMZ).

Otro ejemplo de la visión de la diplomacia como algo ya no exclusivo de las cancillerías nacionales es la iniciativa Laboratorio de Diplomacia Global (Global Diplomacy Lab), donde participan la Academia Diplomática alemana, las fundaciones privadas Herbert Quandt de BMW, Robert Bosch y Mercator, así como la Agencia Alemana de Cooperación Internacional (GIZ). En el laboratorio participan exalumnos de los programas de esas instituciones, en los que hay diplomáticos, científicos, artistas, activistas sociales y empresarios, convencidos que los problemas internacionales demandan ideas nuevas, novedosas formas de comunicación y la coordinación de esfuerzos a diversos actores y a todos los niveles de la sociedad. Desde 2015, fecha de su primera edición en Berlín, el Laboratorio se ha reunido en sedes tan distintas como Estambul o Montreal. Su sexta sesión será en Buenos Aires, del 18 al 21 de junio de este año.

 

Enlaces

Training for International Diplomats en Alumniportal Deutschland (el sitio web de todos los exalumnos extranjeros en Alemania –todas las escuelas, universidades, fundaciones políticas y gobierno) (en inglés): http://diplomatictraining.alumniportal.com/   

Programa Helmut Schmidt para formación de diplomáticos del G20 (en español): 
http://www.alemaniaparati.diplo.de/Vertretung/mexiko-dz/es/07-PoliticaEconomia/PoliticaDomestica/HelmutSchmidtAniversarioLuctuoso.html

Kulturweit, voluntariado de jóvenes alemanes que realizan estancias en el extranjero dedicados a labores de la política exterior en cultural y educación. Programa financiado por el Ministerio Federal de Relaciones Exteriores (en español):
https://www.kulturweit.de/es

Presidencia alemana del G20 en 2017 (en inglés): https://www.g20.org/Webs/G20/EN/Home/home_node.html

Los programas International Futures y Managing Global Governance (es español, por el Centro Alemán de Información): http://www.alemaniaparati.diplo.de/Vertretung/mexiko-dz/es/03-PoliticaExterior/Lazos/MGGIF.html

Laboratorio Global de Diplomacia (en inglés): https://global-diplomacy-lab.org/

Zirahuén Villamar Nava Ampliar imagen (© Zirahuén Villamar Nava) Zirahuén Villamar, mayo de 2017.

Zirahuén Villamar nació en la Ciudad de México, donde trabajó para una Fundación Política alemana; hoy escribe su tesis doctoral sobre política exterior germana en la Universidad Libre de Berlín. Disfruta la intensidad cultural y política berlinesas, se considera afortunado de ser testigo de estos años interesantes.

La República de Berlín/25 años de formación en Alemania para diplomáticos del resto del mundo

spanisch

Tiempo y hora en Alemania

Berlin:
10:02:36 11 °C
Servicio metereológico alemán

La República de Berlín

spanisch

Zirahuen Villamar - “La República de Berlín” quiere contar las historias de lo que pasa en la política o la economía alemana como quien conversa entre amistades, tomando una cerveza.