Cinco trucos para aprender alemán

deutschland.de - Aprender un idioma extranjero puede ser divertido: hay que saber cómo hacerlo. Hay muchos trucos con lo que se logra progresar rápidamente, también sin la aburrida memorización. 

Aprender alemán no es muy sencillo: el género gramatical, el plural y las declinaciones llevan a veces a los alumnos al borde de la desesperación. Muchas palabras alemanas, sin embargo, suenan tan graciosas, que muchos no se cansan de escucharlas una y otra vez. Por ejemplo, el australiano Paul se divierte mucho con el idioma de sus antepasados: “Ein Schlauberger, ¿una montaña inteligente? ¡Qué raro!”, dice. Antes, poco le interesaban las lenguas extranjeras. Comenzó a interesarse por el alemán cuando en Australia conoció a Silvia, de Alemania,. Desde entonces absorbe como una esponja palabras alemanas, tales como “Schmetterling” (mariposa), “Schabernack” (travesura) y “Schnürsenkel” (cordón de zapato). El amor motiva.
spanisch Ampliar imagen (© Daniel Ernst/fotolia) Además del amor, hay mucho trucos para que aprender alemán no solo divierta, sino que además sea mucho más fácil. Aquí, cinco opciones para aprender vocablos.
Motivación

La motivación es el principal motor para aprender una lengua extranjera. De ello está convencida Britta Hufeisen, directora del Centro de Idiomas de la Universidad de Ciencias Aplicadas TU Darmstadt. No existe un talento especial para aprender idiomas extranjeros, dice. El cerebro de todos los seres humanos sanos está preparado para aprender varias lenguas: solo hay que realmente quererlo, agrega.
¡Con sentimiento!

La voluntad es tan importante como el sentimiento. Junto con las emociones, los vocablos llegan con más facilidad a la memoria de largo plazo. En esencia, eso fue lo demostrado por el neurocientífico y premio Nobel Eric Kandel en estudios con caracolas. Las células cerebrales de las caracolas se agrandan cuando reciben impulsos eléctricos. Quien siente algo al aprender, tal la conclusión, crea más nuevas sinapsis en el cerebro. Las sinapsis son interrelaciones que posibilitan ampliar permanentemente la estructura cerebral, como una red social. ¡No hay entonces como visitar la “Oktoberfest” y sentir en la rueda gigante qué significa “hoch, höher, am höchsten” (“alto, más alto, lo más alto”)!
Viajes virtuales

Si no es posible hacer un viaje real, se puede, por lo menos, pensar en realizar un viaje virtual. Operadores turísticos ofrecen en sus páginas web viajes virtuales, por ejemplo, a la Selva Negra o el Lago de Constanza. Más animadamente es casi imposible experimentar las construcciones verbales funcionales “in Erfahrung bringen” (enterarse de algo) y “einen Entschluss fassen” (tomar una decisión).
Música

Igual de positivo: el efecto de la música. Aprender la conjugación de verbos irregulares escuchando Mozart: intentarlo vale la pena. Quizás uno memorice para siempre los adjetivos “unzertrennlich” (inseparable) y “unsterblich” (inmortal) escuchando a Helene Fischer y su superventas “Atemlos” (Sin aliento).
Movimiento

También el movimiento es esencial: flexiones de rodilla quitan el aliento y el corazón bombea más oxígeno hasta la punta de los cabellos. Si simultáneamente se aprenden las palabras alemanas para describir partes del cuerpo, al día siguiente uno recuerda por lo menos dos términos: “Wade” (pantorrilla) y “Oberschenkel” (muslo).


© www.deutschland.de, abril 2017.


Tiempo y hora en Alemania

Berlin:
10:01:46 11 °C
Servicio metereológico alemán